jueves, 14 de abril de 2016

Lavado de panda. Y de cara también.

(Hago notar que aún no he pensado un saludo escribiendo esta oración irrelevante (y comas) para el contenido de la entrada antes de ir al grano.)

Me encanta la periodicidad con la que subo entradas: una semana dos, a la siguiente ninguna, otra semana dos, las otras cinco venideras completamente desiertas... Y HOY, POR FIN, tras la sequía, llega la lluvia. O el chispeo. Sí, chispeo, se queda.

Cómo ya habréis notado quienes alguna vez habéis visitado el blog, hasta este mismo lunes, el diseño no era nada del otro mundo: texturas estándar, cabecera mal encuadrada... gajes del "bloggero" (ni siquiera estoy seguro de que se escriba así) novato. Ni la más remota idea de cómo sacarle brillo.
Entonces apareció Eva, administradora del blog Another Geek Girl y diosa indiscutible del código HTML. Parece ser que, en secreto, junto con Rush, de Devorador de Libros, a traición, deshonrando a sus vacas, estuvieron preparando el nuevo y maravillosos diseño que ahora podéis contemplar en todo el blog. Más que un lavado de cara, yo diría que es un manguerazo a presión. Ahora entiendo el "mira estas imágenes, ¿a que son bonitas? ¿Verdad? ¿Cuál te gusta más? Ajá, sí, comprendo. Perfecto... *carita de luna menguante*"... TRAIDO(¿¡Habéis visto el panda de la cabecera!? *inserte corazón*)RES T-T




10