jueves, 6 de julio de 2017

El juego de Ender, de Orson Scott Card

*se asoma lentamente surcando la ingravidez, dejándose llevar lenta y parsimoniosamente por la inercia. Agarra el asidero de la pared con una mano y saluda con la otra* ¿Habéis visto cuánta destreza flotando en la nada? ♪ (?)

(Verdaderamente, el día que comience una entrada como ha de ser, organizaré una fiesta tal que pasará a los anales de las fiestas.)

¿Qué tal hemos emprendido el verano, caminantes? Por tierras norteñas parece que estemos en el mismísimo Hades, porque VÁLGAME EL CALO' T-T

Tiempo ha que no leía algo de ciencia ficción. Se me antojaba una historia... alternativa, diferente, atrevida; cuál fue mi sorpresa cuando, al buscar por las estanterías, mis ojos se posaron en esta hermosa joya, detalle de Rush, de Devorador de libros, por el Día del Libro >.<.
Agradezco a los dioses el no recordar absolutamente de su adaptación cinematográfica; he disfrutado cada página como, valga la redundancia, un auténtico niño. Tenía unas ganas inmensas de leer este clásico y referente de la ciencia ficción. ¡No os hacéis una idea! *-*

¿Queréis saber de qué va el juego? Dejadme contaros...


Título: El juego de Ender
Título original: Ender's Game
Saga: The Ender Quintet / Ender's Saga (#1)
Autor: Orson Scott Card
Género: Ciencia ficción
Editorial: B de Blok, Sin Límites (Ediciones B)
Traducción: José María Rodelgo y Antonio Sánchez
Nº de páginas: 384
Encuadernación: Tapa dura sin sobrecubierta, edición por el 30º aniversario de su primera publicación
ISBN: 978-84-666-6149-2
Precio: 14 euros

Sinopsis:
La Tierra se ve amenazada por una raza extraterrestre, los insectores, que se comunican telepáticamente y consideran no tener nada en común con los humanos, a quienes pretenden destruir.
Para vencerlos es necesario una nueva clase de genio militar, y por ello se ha permitido el nacimiento de Ender, lo que constituye, en cierta manera, una anomalía, pues es el tercer hijo de una pareja en un mundo que ha limitado estrictamente a dos el número de descendientes.
El niño Ender deberá aprender todo lo relativo a la guerra en los videojuegos y los peligrosos ensayos de batallas espaciales que realiza con sus compañeros. A la habilidad en el tratamiento de las emociones, ya característica de Orson Scott Card, se une en este libro el interés por el empleo de las simulaciones por ordenador y los juegos de fantasía en la formación militar, estratégica y psicológica del protagonista.

3